Movimiento Creativo + Ecstatic Dance

SesiónS13J.jpg

Esta actividad es una combinación de Movimiento (ver en actividades, Cuerpo en Movimiento) y Ecstatic Dance.

La Ecstatic Dance, danza del éxtasis, la creó Max Fathom en Hawai en el año 2000. Inspirado en los 5 Ritmos de Gabrielle Roth, la comunidad Body Choir, y el festival Burning Man. Se desarrolló en Estados Unidos, sobre todo en el estado de California y se ha extendido por Europa y por otros países del mundo.

Yo conocí la Ecstatic en Madrid a través de Arun en el año 2013 y a partir del año 2016 empecé a facilitar sesiones combinándola con las clases de movimiento y danza consciente que estaba impartiendo.

 

¿Cómo se desarrolla nuestra sesión?

 

La sesión consta de una primera parte de Movimiento, utilizamos diferentes herramientas de trabajo corporal, para facilitar la conexión con nuestro cuerpo en el momento presente y con el grupo. Diversas propuestas para realizar solos, en parejas o en grupo, nos ayudarán a tomar consciencia de nuestro cuerpo, a distendernos, a soltar lo que necesite y a estar más presente y receptivo a lo que vaya surgiendo. Desde la consciencia, la presencia, la facilidad, el contacto y el disfrute.

 

A continuación y durante aproximadamente dos horas, nos sumergimos en un viaje a través de diferentes ritmos y músicas del mundo, para que cada uno desarrolle libremente la multitud de sensaciones y emociones que emergen.

Para expresarnos usamos todo el cuerpo, sin establecer diálogos verbales con los compañeros. Soltamos la voz y lo único que no esta permitido es hablar.

Bailar, bailar y bailar, para sentirnos, observarnos sin críticas, ni juicios, disfrutar de nuestro cuerpo en movimiento, soltar tensiones, conectar con lo que está vivo en nosotros y en los demás, abrirnos y expandirnos a todo lo que hay y compartir un espacio de libertad, plenitud, respeto y confianza.

 

Cierre grupal de la sesión.

 

Bienvenidos a la danza de la exaltación, del arrebato, de la elevación, de la poética, del delirio, del arraigo, de la calma y de la quietud.

 

Una meditación en movimiento para celebrar la vida y que estamos vivos.

Duración de la sesión: 3 horas

No es necesaria experiencia previa.

Sin límites de edad.

Daniel Charquero